+
El Rey del Rock and Roll nació en 1935, y con él nació toda una nueva cultura y una nueva forma de mirar esta música. Fue el rebelde, el que rompió con todas las reglas y los estandartes. Fue quien sedujo a todas las mujeres y provocó ira y envidia en todos sus hombres. Una increíble historia de uno de las estrellas más grandes que alguna vez tuvo el Rock.

Elvis Presley


  • El Rey del Rock and Roll

Un distinto

Elvis Aaron Presley nació el 8 de enero de 1935 en Misissipi, y lamentablemente murió el 16 de agosto de 1977 en Memphis, Tenessee. Su carrera comenzó en la discográfica Sun Records, con su dueño, quien vio en Elvis las habilidades justas y necesarias para ser el frontman de esta nueva música que ya estaba siendo muy popular para ese tiempo. Presley llegó a la discográfica solo deseando grabar un sencillo con dos lados para regalarle a su madre, y fue allí cuando Sam Phillips vio sus cualidades primeramente para cantar baladas. En ese momento, esta discográfica estaba buscando a alguien que pueda representar la música negra y que pudiera transmitir ese sentimiento que se llevaba en ella. Elvis tuvo la oportunidad de grabar un demo con el guitarrista Scotty Moore y el contrabajista Bill Black. Fue en esta reunión cuando, después de muchas horas de ensayo, el Rey del Rock and Roll tomó su guitarra y tocó “That’s Alright”. Phillips, al escuchar esta canción se dio cuenta que había encontrado al hombre perfecto, e inmediatamente la grabó y la canción se hizo rápidamente popular, siendo escuchada por la gente en la radio.

En el año 1954, este trío de músicos ya estaba haciendo presentaciones en vivo, ya sea siendo teloneros, tocando en distintos bares o en la radio. Presley ya comenzaba a mostrar esos movimientos seductores al cantar, los cuales hacían enloquecer a las jóvenes que lo observaban. Más tarde en una convención de DiscJockeys, Elvis fue nombrado como el cantante más prometedor del momento, y fue allí cuando la discográfica RCA Records firmó un contrato millonario por el joven de 20 años. Aquí lanzó su primer disco, que contenía canciones como “Heartbreak Hotel” y “Blue-Suede Shoe”.

Elvis comenzó a aparecer en shows de televisión, como el “Steve Allen Show” o en Ed Sullivan, y su popularidad creció a pasos agigantados. Esto hizo también que reciba crítica de todo tipo. Su movimientos arriba del escenario además de hacer enloquecer y provocar sexualmente a millones de jóvenes mujeres, parecía ser tomado de mala manera por otra gente. Esta gente criticaba a Elvis como alguien diabólico que provocaba a los jóvenes a que se rebelen contra todo. El Rock and Roll parecería algo diabólico y aterrador para algunas personas. A esto  se le agregaba que sus presentaciones en vivo eran cada vez más fuera de lo normal, la gente enloquecía al verlo a Elvis moverse de esa manera, y llegó un punto en el que se comenzó a necesitar una fuerte presencia de policía en sus presentaciones en vivo.

En 1958, su carrera como cantante se interrumpe, ya que Presley es convocada para el ejército con una clasificación de A1, lo cual quería decir que se encontraba en óptimas condiciones para colaborar en el servicio militar. Fue en 1960 que terminó con esto, luego de ser reconocido como sargento, y se introdujo totalmente en el mundo del cine, además de grabar otros grandes singles muy exitosos como “It’s now or never” o “Are you lonesome tonight?” y aparecer en el show televisivo de Frank Sinatra. Filmó aproximadamente 27 películas, las cuales fueron muy criticadas, pero al fin al cabo, la mayoría de las veces trajeron ganancias y no pérdidas, debido a la popularidad  de Elvis.

En 1968, Elvis volvió a cantar en vivo en un show preparado especialmente, donde se lo veía cantando y tocando la guitarra con un grupo de músicos. Este Elvis se mostraba rebelde y joven como siempre, pero había ya un toque de experiencia que antes es probable le había faltado. Ahora sabía exactamente lo que hacía. Presley entonces continuó haciendo giras y tocando en vivo por el mundo hasta 1973, abrazado a un contrato de un millón de dólares por año. Hasta que en este año, comenzó a tener ciertos graves problemas con su salud.

El consumo de fármacos de Elvis lo estaban deteriorando mucho, y había llegado a un momento en el que se sentía infeliz con su carrera. Sus managers y la gente de la discográfica estaban muy preocupados porque ya no veían en Elvis el mismo interés por la música que antes encontraban. Ya no tenía interés en grabar nuevas canciones, y las presentaciones en vivo eran todo un sufrimiento, debido a que a veces apenas podía hablar teniendo en cuenta su situación con las drogas. Su último concierto fue en Indianápolis.

Tres guardaespaldas que Elvis había tenido ayudaron a escribir un libro en el que se describía a Elvis mientras tomaba drogas, y se sacaban a la luz muchas cosas privadas de su vida. Esto devastó a Presley, que para ese momento ya tenía problemas de salud como hipertensión arterial, glaucoma y un colon amplio, que seguramente eran causados por el uso de drogas. El 16 de agosto de 1977, antes de salir a una gira, su representante lo encontró sin vida en el piso de su baño, y por más que intentaron reanimarlo no se pudo.

Su funeral fue en Graceland el 18 de agosto de 1977, donde 80000 personas fueron a acompañar a El Rey del Rock and Roll en su procesión. Luego de su muerte, sus ventas se multiplicaron y le fueron entregados muchos premios y distinciones. Elvis, sin duda, marcó un antes y un después en la historia del Rock and Roll.

Matías

PARTICIPE

comparte esta página en: