+
La banda que comenzó con el nombre de Tea Set, con Roger Waters, Nick Mason, Bob Klose y Rick Wright, comenzó a dar sus primeros pasos a mediados de la década del 60. Entrar en el mundo de Pink Floyd es entrar en un camino de psicodelia y experimentalismo muy inusual, de la mano de grandes compositores como Barrett, Gilmour y Waters.

Pink Floyd


Rock experiencia Psicodélica

  • El lado oscuro

La banda que comenzó con el nombre de Tea Set, con Roger Waters, Nick Mason, Bob Klose y Rick Wright, comenzó a dar sus primeros pasos a mediados de la década del 60. Su formación se vio alterada cuando el guitarrista Bob Klose dejó la banda debido a sus estudios, e ingresó quien sería el nuevo líder y quien se convertiría en una de las más extravagantes e importantes personalidades de 1960, Syd Barret. Su nombre cambió a Pink Floyd, nombre sugerido por Barret, luego de encontrarse en la situación de tener que tocar en un mismo lugar el mismo día que otro grupo quien llevaba el mismo nombre.

The Dark Side of the Moon
The Dark Side of the Moon
Su primer disco fue lanzado en 1967, llamado “The Piper at the Gates of Dawn”, y sugirió una mezcla de psicodelia en su máxima expresión, combinada con la última tecnología en sonidos, lo  cual le dio al álbum un toque original, haciendo que la banda comience con la psicodelia británica. A medida que pasaba el tiempo sin embargo, la popularidad iba creciendo y así mismo crecía la adicción en las drogas de Barret, sobre todo por drogas alucinógenas como el LSD. Syd comenzó a portarse de una manera extraña, con actitudes que desconcertaban a todos, y con bloqueos mentales en el escenario. Por eso los demás integrantes decidieron llamar a un amigo de este, David Gilmour, para que tocara la guitarra y cantaba cuando Syd no podía. Barret era el principal compositor, pero en este momento sus trabajos eran difíciles de entender, y con ideas demasiado abstractas para poder ser realizables. Por eso en 1968, su salida de Pink Floyd se hizo oficial.

Al retirarse Barret, fueron Gilmour, Wright y Waters quienes se tomaron el mando del grupo, convirtiéndose los tres en los compositores e intérpretes de la banda. Este período siguió siendo experimental, y su siguiente álbum fue “A Saucerful of Secrets”, el cual no logró entrar en las listas norteamericanas, distinto de los demás álbumes que sí lo lograron fácilmente., y que seguía teniendo el distintivo psicodélico que Barret había impuesto en su música.  El segundo disco lanzado por el grupo se tituló “Ummagumma” que significa “relación sexual”, y se constituía de dos discos, uno grabado en vivo en Birmingham y Manchester, y otro grabado en el estudio con canciones largas hechas por cada miembro de la banda. Un tiempo más tarde lanzaron “Atom Heart Mother”, un disco que tuvo decisiones muy apresuradas, como el mismo nombre, que hace referencia a una noticia que alguno de los miembros había visto en el diario sobre una mujer que había dado a luz con un marcapasos, y la tapa del álbum es una foto sacada por un fotógrafo en el campo, debido a la falta de tiempo e ideas. Este álbum también contenía canciones de larga duración escritas las tres distintas por cada uno de los líderes.

Syd Barrett
Syd Barrett
Pink Floyd era una banda muy distintiva, con un estilo único, que era formado por las tres increíbles personalidades creativas de Wright, Gilmour y Waters. Su siguiente álbum fue “Meddle”, lanzado en 1971, el cual contiene la canción “Echoes”. Esta es una canción de 23 minutos, considerada una de las mejores creaciones de la banda. El estilo de la banda ya se iba formando con más fuerza, y lanzaron “Obscured by Clouds” un año después, el cual se convirtió en el primer disco entrar en los primeros 50 en Estados Unidos.

Fue en 1973, cuando todo cambió para este grupo de músicos, luego de lanzar el gran éxito de “The Dark Side of the Moon”. El álbum, que contenía la canción “Money”, la cual llegó a los primeros puestos del Billboard estadounidense por mucho tiempo, se convirtió en el álbum número uno, siendo uno de los más vendidos en la historia de los Estados Unidos. Como todos los álbumes de Pink Floyd, este tiene un tema, que es las presiones que sufren día a día los seres humanos en todos los ambientes. Lo difícil de esto, fue continuar con el nivel que habían tomado en este álbum. Es decir, no decaer luego de haber lanzado un álbum tan perfecto musicalmente e ideológicamente. Por suerte, esto no fue así, y en 1975, se lanzó “Wish You Were Here”, el cual contenía una histórica canción, con el mismo nombre del álbum, que quedó prendida generación tras generación hasta el día de hoy. Este álbum presentaba una gran crítica a la industria de la música, echo del que muchos músicos siempre reniegan.

En 1977, la banda lanzó “Animals”, álbum que cambió un poco el sonido, con más sonidos de guitarras e influenciado por la ola de punk que estaba apareciendo sobre todo en Gran Bretaña. El tema en este disco es el de la sociedad contemporánea, donde se describen a distintos tipos de personas como “Ships”, “Pigs” y “Dogs”. Aquí es donde nace el símbolo del cerdo en la banda, el cual aparece en la tapa del álbum. En 1979, un problema económico, donde los integrantes perdieron millones de libras, dejó a cada uno de ellos con deudas en los impuestos, por eso debieron dejar el país, exiliándose en France, donde se grabó “The Wall”.

“The Wall” fue compuesta en su mayoría por Roger Waters, y volvió a Pink Floyd a sus primeros lugares. El símbolo de este álbum es un muro, el cual se creó luego de que Waters escupiera a una persona quien los agredió en un concierto, y representa la soledad y la falta de comunicación que puede haber en muchos casos entre las personas. Este álbum tuvo grandes temas como “Another Brick in the Wall” o “Comfortbaly Numb” que también se convirtieron en grandes clásicos que serían escuchados por la radio durante mucho tiempo. Waters siguió haciendo cargo de la banda con “The Final Cut”, álbum que fue dedicado a su padre, quien murió en combate en la Segunda Guerra Mundial. Este disco fue completamente hecho por Waters, a quien se le ofreció lanzarlo como solista, proposición que fue rechazada.

En 1985, Waters declaró el final de la banda, la cual se separó, suceso que derivó en muchos conflictos. Gilmour y Mason lanzaron un disco y tocaron en vivo con el nombre de Pink Floyd, echo que molestó a Waters, debido al uso del nombre de la banda. Esto creó más y más conflictos entre los integrantes, lo cual alejó todavía más la posibilidad de ver a los cuatro unidos. Tiempo después fueron grabados álbumes recopilatorios o con nuevas canciones con ayudantes en la composición, y cada uno siguió por su camino como solista.

Matías

PARTICIPE

comparte esta página en: