+
Banda de rock británico, se integra con el dúo de Pete Doherty en voz y guitarra rítmica y en Carl Barât en voz y guitarra principal, junto con John Hassall en bajo y Gary Powell en batería.

The Libertines

Niños terribles del rock

  • Rockear les sale muy bien

Musica_Pete_Doherty_1.jpg -

  • Concierto en Buenos Aires en octubre del 2016

Banda de rock británico cuyo estilo se clasifica como post-punk revival. La banda arribó a su fama màxina al inicio de la década del 2000.

Pete viste camiseta y traje a rayas al estilo gánster de 1930. Carl Barât elige botas, jean oscuro, campera de cuero, funyi al tono y una extraña vincha que sugiere los colores de la bandera argentina debajo de su sobrero. Los dos niños terribles de The Libertines, cantantes y guitarristas ellos, están sobre el escenario principal del BUE para lo que fueron llamados: rockear bastante. Porque eso lo hacen muy bien y su público lo festeja, al final de cada tema.

Musica_Carl_Barat_1.jpg

Los Libertinos, son tremendos, conquistan a su público con cada tema. Al final de cada canción la gente les regala un "Olé olé Olé"; y esa dedicatoria va primero para la banda y luego para los cantantes. "Olé, olé, ólé, ólé; Pi-ter, pi-ter", y lo mismo con "Ba-rat; ba-rat".

La banda comienza casi por sus principios como grupo; o, en realidad, antes. Porque el show empieza con el tema "The Delaney", que es el nombre que Carl y Peter le dieron al departamento que compartieron cuando eran jóvenes. Si es cierto que los 40 de ayer son los 30 de hoy, y los 30 de ayer son los 20 de hoy, estos dos muchachotes de treintaipico tienen sobre el escenario actitud de veinteañeros.

Y lo que hacen con su música es viajar en el tiempo, treinta o cuarenta años atrás, para traer de manera actualizada, pero con cierto tono de revival, el rock y el punk rock inglés de las décadas del 60 y del 70 como una lectura posible para los millenials que los escuchan, que corean sus temas, que hasta ensayan un poco con las canciones más potentes.

Con "Fame and fortune" hacen ese viaje en el tiempo a los años de los Who, de los Clash, de los Pistols (aunque no necesariamente haya referencias a esas bandas); con "What Katie Did" parece que se van a besar mientras cantan en el mismo mic; con "You are my Waterloo" cambian el plano sonoro de guitarras rotas por una acústica y un piano; con "The Good Old Days" suenan con toda su potencia y se encaminan hacia el final de su concierto.

Matìas


PARTICIPE

comparte esta página en: